19 de febrero de 2016

Linterna sorda

Los ausentes soplan y la noche es densa. La noche tiene el color de los párpados del muerto. Toda la noche hago la noche. Toda la noche escribo. Palabra por palabra yo escribo la noche 
Alejandra Pizarnik


querida alejandra
hoy amanecí igual de asustada que tú 
golpeándome con la vida
escribiéndome en ella 
sólo con moratones y culpas
querida alejandra
estuviste aquí toda la noche
yo te oí danzar, sigilosa, entre mis sueños
te oí lamerme mis débiles huesos
transpirar entre mis silencios de niña vencida
te leí durante todo el día de ayer y te leo 
también ahora, recién levantada
con ganas de sentarme un rato contigo
aquí en el lugar en el que solíamos encontrarnos
aquí, entre las palabras y el tiempo que nos separa

No hay comentarios: