18 de abril de 2016

te dormiste temprano y yo me quedé mirándote
cuatro o cinco horas
intentando desligarnos del tiempo
suplicando que el futuro no tuviese tanta prisa
o que al menos, me permitiese hacerlo mejor

No hay comentarios: