1 de agosto de 2016

volvamos a la playa
allí no importaba el tiempo, ¿recuerdas?
solo me entristecí un poco cuando me manché el pelo de arena
y me puse un poco pesada con la quemadura de la espalda
pero qué feliz me recuerda mi memoria
tumbada a tu lado en esa toalla tan pequeña
dormimos abrazados en la cala del fondo
y nos lanzamos al vacío del mar desde las rocas
qué feliz, amor mío, qué feliz
de una felicidad acuática
que se podía nadar en ella
como un pececillo alegre
que no se acuerda de nada

No hay comentarios: