21 de agosto de 2016

por qué hay que ser tantas cosas
si yo solo ansío sentarme en esta parra
bajo este sol cansado que antecede al fin de las vacaciones
en este lugar lejano, este pueblo mío al que siempre vuelvo
y del que siempre he de irme porque aquí, aquí hija mía,
no se puede ser nada de provecho

No hay comentarios: