2 de agosto de 2017


«La palabra «yo» es tan vacía como la palabra «muerte»

Richard Rorty, 1987


es el segundo día de agosto y son las 13 y 13 de la mañana
desnuda en el sofá pienso en cómo me recompondré y
bajaré al mercado a comprar la bolsa de legumbres más barata
la nevera vacía, las flores de la terraza muertas y mi habitación
tristemente encadenada a un llanto difuso
hay demasiada gente ahí fuera
un sinfín de estímulos
tiendas, coches, edificios altísimos
que sueñan en voz alta con tu rendición
¿cómo has llegado hasta aquí?
preguntan de vez en cuando los semáforos en rojo de la calle narváez
yo siempre respondo dubitativa que no sé, que quién sabe
y me vuelvo ensimismada, contando cuántos cuadrados deformes quedan hasta casa
ahora tumbada en el suelo de parqué dañado por los años y la falta de cuidado
pienso en cómo he llegado hasta aquí
un permanente desinterés en la vida y sus pequeños seres animados e inanimados
que siempre parecen esperar algo a cambio
¿cómo he llegado hasta aquí? le pregunto a mis manos torpes,
beso mis axilas con la lengua en un gesto que carece de sensualidad
y muerdo mis rodillas asustadas por el desenlace final
¿cómo he llegado hasta aquí?
no lo sé, quién sabe
pero ahora no hay vuelta a casa
parece ser que esto es todo

No hay comentarios: